Penas de hasta siete años de prisión a las maestras del jardín Tribilín


BAE Negocios, 6 de noviembre de 2018

Las cinco maestras acusadas de maltratar a niños de entre tres y cinco años en el Jardín de Infantes Tribilín fueron condenadas ayer con penas que van desde los 4 a 7 años de prisión por "abandono de persona, amenazas y lesiones" contra al menos 40 menores.

La directora, Noemí Nuñez, fue condenada a siete años y siete meses. El resto de las condenas fueron: Yanina Gogonza (siete años), Noelia Gallardo (seis años y tres meses), Mariana Buchniv (cinco años y seis meses) y Gisela Diap (cuatro años y seis meses).
Las cinco condenadas ya están detenidas desde el 19 de octubre pasado, pero recién ayer se conoció la sentencia del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro.
El tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro determinó que todas las acusadas "colocaron en riesgo la salud tanto física como psíquica de los niños que asistían" al jardín. Todas además fueron condenadas a prisión e inhabilitación por 10 años para volver a ejercer un cargo de cuidado de niños.
"Mi hija ahora tiene 6 años y al día de hoy todavía no quiere bañarse sola en la ducha porque no quiere agua en la cabeza", dijo una de las madres denunciantes en declaraciones conmovedoras a la prensa.
El 18 de octubre, la fiscalía, a cargo de Carolina Asprella y Gonzalo Acosta, había solicitado la pena de 10 años de prisión por el delito de abandono de persona agravado.
El caso se conoció en febrero de 2013 tras la denuncia del padre de una de las niñas que concurría al jardín, quien ante la sospecha de maltratos colocó un Ipod con un grabador en la mochila de su hija, a través del cual registró las agresiones de las maestras.

Repercusiones
La asesora general tutelar de la Ciudad de Buenos Aires Yael Bendel consideró "ejemplar" el fallo que condena con hasta siete años de prisión a las cinco maestras del Jardín Tribilín, al considerar que "es acorde a la protección que desde la justicia debemos brindarle al colectivo más vulnerable".
"El fallo fue ejemplificador porque pone énfasis en la condición de vulnerabilidad de niñas y niños, y en la especial posición que tienen los adultos encargados del jardín en cuanto a garantes del cuidado de niños", indicó en declaraciones a los medios.
La funcionaria destacó el rol de las madres y padres del jardín. "Fueron muy valientes y también persistentes porque no bajaron los brazos en esta causa que lleva más de cinco años", destacó Bendel.
Se puede consultar la nota aquí.