El MPT en los medios

InicioBrownie y Titán. Dos acompañantes especiales para los niños en los tribunales
InicioBrownie y Titán. Dos acompañantes especiales para los niños en los tribunales

Brownie y Titán. Dos acompañantes especiales para los niños en los tribunales

La Nación, 8 de julio de 2020

Dicen que los perros son los mejores amigos del ser humano. Pero Titán y, ahora, Brownie representan mucho más que eso. El primero es un golden retriever, de seis años, que integra el Ministerio Público Tutelar (MPT) porteño desde octubre del año pasado. El segundo, un australian labradoodle de solo diez meses, que se sumó oficialmente hoy al equipo. Su función es acompañar a los niños, niñas y adolescentes que son víctimas de delito antes y después de su declaración en la Sala de Entrevistas Especializada y, también, ayudar a concebir una Justicia menos distante, que repare y no revictimice.

En el MPT de la Ciudad reemplazaron la famosa cámara Gessel - el lugar acondicionado para tomar testimonio a los menores -, por la Sala de Entrevistas Especializada, con el fin de que esas instancias sean lo más efectivas posibles y de evitar el encuentro de las víctimas con sus victimarios. Pero se dieron cuenta de que eso solo no bastaba. Por ese motivo, indagaron en las estrategias adoptadas en los distintos lugares del mundo y se toparon con la existencia de perros que realizan asistencia judicial. Así fue como decidieron probar con Titán.

"Representó un cambio radical, a los tres meses ya lo fijamos para que se quede. No me gusta romantizar, porque esa entrevista no deja de ser un momento difícil, pero el perro baja el nivel de angustia y nerviosismo", explica a LA NACION la asesora general tutelar del MPT porteño Yael Bendel. Las causas en que Titán tuvo mayor participación fueron en aquellas de abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes. También, en las que implican maltrato de un adulto hacia un menor o en aquellos casos de hijos o hijas víctimas de femicidios, según manifiesta la asesora.

120 es el número de asistencias que tiene Titán desde octubre hasta la fecha, sin contar los casos de revinculaciones familiares en las que también colaboró. Según Bendel es "una esponja de emociones y súper perceptivo". Brownie, quien vive con él desde los dos meses en la casa de su entrenador, Carlos Agudo, es un cachorro con dos particularidades: su pelaje es hipoalergénico, lo que le permitirá asistir a aquellos menores alérgicos, y su estructura es chica, lo que propiciará un mejor vínculo con los más pequeños. Su presentación oficial fue hoy, pero ya hizo tareas mínimas junto a Titán, en su etapa de aprendizaje.

Lo cierto es que Agudo está presente en cada intervención de los perros. "Recibo a los niños junto a ellos y el psicólogo o psicóloga que va a tomar la entrevista y se realiza una etapa previa de juego o relajación, depende de lo que el menor necesite, para romper el hielo. Después los esperamos y los recibimos cuando terminan su declaración. Volvemos a trabajar ese relato traumático junto al perro, cuando los niños salen", narra el entrenador a LA NACION.

Bendel no se ahora detalles sobre ese primer encuentro: "Todos se le tiran encima y comienza el juego. El 99% pide una foto. Los adultos dicen 'qué bueno que la Justicia les brinde otra cosa'. La idea es esa, que la percepción no sea tan lejana, tan distante".

Para elegir los cachorros, Agudo hace una selección a los 45 días, en la que se opta por perros con "carácter equilibrado" y, a los 60 días, ya se mudan con él para iniciar la educación y el adiestramiento cognitivo-emocional. "El perro piensa y siente, tiene la necesidad de agradarnos. Se trabaja con felicitaciones y premios", comenta.

Todavía no está definido cuándo será el primer día oficial de tareas para Brownie. Es que, la sala de entrevistas nunca se cerró por los avatares de la pandemia de coronavirus, pero sí se frenó este tipo de acompañamiento. Ahora, en el MPT trabajan en la elaboración de protocolos de higiene para retomar esa asistencia y brindar "la mayor seguridad y tranquilidad a los adultos que llegan con los menores".

Titán y Brownie están siempre listos. Cuando sea necesario, recibirán a los niños, niñas y adolescentes en el MPT. También los despedirán, para neutralizar aquello que se acaba de remover y duele. Para que duela un poco menos.

Por: Paula Rossi

Se puede consultar la nota aquí.