El MPT en los medios

InicioUn protocolo para garantizar derechos
InicioUn protocolo para garantizar derechos

Un protocolo para garantizar derechos

Página 12, 25 de septiembre de 2014

Por Yael Bendel *

El cuerpo golpeado y violentado de Melina ha sido hallado cerca de los terrenos de la Ceamse como repitiendo otra trágica historia, la de Angeles Rawson. Otro cuerpo, otra adolescente y la historia vuelve a repetirse. Mujeres que terminan en los basurales como cuerpos descartables.

La violencia de género ha tomado visibilidad y ha ido en aumento en los últimos años, no somos el único país que ostenta este triste ranking, la violencia hacia las mujeres parece extenderse por todo el mundo como una epidemia.

Hasta hace poco tiempo, los crímenes contra las mujeres estaban ocultos en los títulos de los distintos medios de comunicación como “crimen pasional”, escondiendo, tapando y minimizando las causas y a las verdaderas víctimas.

El abordaje de estos trágicos casos en los medios de comunicación merece otro análisis; la intimidad de las jóvenes y niñas víctimas es ventilada sin ninguna restricción, violando todas las leyes vigentes de protección integral de la niñez y la adolescencia. También son vulnerados los derechos de las personas menores de edad involucradas en las causas, ya sea como imputados o procesados, porque son expuestos y condenados públicamente.

Como sociedad tenemos las leyes que nos marcan claramente cómo debemos comportarnos, pero por alguna razón, el desorden, la búsqueda de primicias, la información por canales no oficiales, los desfiles de expertos, peritos, familiares y amigos contribuyen a entorpecer el normal desempeño de la Justicia y a exponer innecesariamente la vida privada de las víctimas.

Aquí no se trata de “señalar” un culpable, éste es un problema de todos los estamentos que intervenimos de alguna u otra forma, por eso tenemos que elaborar un protocolo de intervención y así anticiparnos a los hechos. Comunicar a través de canales oficiales va a contribuir a garantizar los derechos de las personas involucradas y así evitar su estigmatización y la violencia de género mediática.

* Asesora general tutelar de la Ciudad de Buenos Aires.

Se puede consultar la nota aquí.