El MPT en los medios

InicioTitán y Brownie, los perros que asisten a los chicos que declaran en la Justicia
InicioTitán y Brownie, los perros que asisten a los chicos que declaran en la Justicia

Titán y Brownie, los perros que asisten a los chicos que declaran en la Justicia

Perfil, 23 de diciembre de 2020

Se trata de animales de asistencia que ayudan a menores de edad que sufrieron delitos de abuso sexual o maltrato y deben dar su testimonio en Cámara Gesell.

Titán y Brownie son los dos perros de asistencia que el Ministerio Público Tutelar de la Ciudad de Buenos Aires (MPT) pone a disposición de los menores de edad que deben ser entrevistados en Cámara Gesell ya que fueron víctimas de abuso sexual, uno de los delitos más aberrantes que existen.

Se trata de los animales que forman parte del Programa Perro de Terapia para Asistencia Judicial que se implementó para acompañar a niños y adolescentes que deben declarar en la Sala de Entrevistas Especializada (Cámara Gesell).

Titán es un perro de raza golden retriever, de 6 años, mientras que Brownie es un cachorro de raza australian labradoodle, de 10 meses, que se sumó al programa hace poco tiempo. La raza Labradoodle es una cruza entre un labrador y un poodle (caniche), lo cual lo convierte en un perro que tiene el temperamento amigable.

Son alegres, inteligentes, cariñosos y muy utilizados en todo el mundo como perro guía, así también como de asistencia y de terapia.

Este es el primer y único programa de perros de asistencia judicial en Argentina, y surgió a partir de experiencias similares que se han desarrollado en otros países tales como Canadá, Francia, Estados Unidos, España y Chile. Los perros acompañan a los chicos antes, durante y después de prestar declaración. El objetivo apunta a distender a los chicos a fin de sobrellevar de una manera distinta ese proceso judicial.

Hasta el momento, y según informaron desde el MPT porteño, unos 168 niños y adolescentes fueron entrevistados en la Sala de Entrevistas Especializada (SEE) o Cámara Gesell y recibieron la compañía de Titán y Brownie.

Durante el período de cuarentena a raíz de la pandemia de coronavirus, el equipo técnico Infanto Juvenil de ese organismo judicial entrevistó a 130 niñas (77,4%) y 38 niños, es decir el 22,6%, según informó ese organismo judicial. En el 90% de los casos los menores sufrieron abuso sexual durante el aislamiento social, mientras que el 10% restante estuvieron relacionadas con situaciones de maltrato, amenazas y lesiones.

Perros de asistencia

“Creamos este programa de Perro de Terapia para Asistencia Judicial porque vimos la necesidad urgente de que el momento de la declaración sobre delitos que tienen a las niñas, niños y adolescentes como víctimas, y que se realizan en la Sala de Entrevistas Especializada, debe ser un momento de reparación y no uno de revictimización como muchas veces hemos visto. Por eso es importante poder acompañarlos desde que ingresan a la Justicia, intentando que estén tranquilos, disminuir la angustia, que no sientan  miedo y que puedan contarnos aquello que les pasó para empezar a restituir sus derechos”, aseguró Yael Bendel, Asesora General Tutelar del MPT de la Ciudad.

“Titán y Brownie participaron en 121 entrevistas, tanto en las instancias previas como posteriores a las declaraciones de los chicos y chicas, lo cual resulta clave ya que al interactuar con los animales, los niños que suelen estar con miedos, nerviosos y angustiados, generan un vínculo que les permite afrontar ese momento", agregó.

Los perros son entrenados por Carlos Agudo, instructor canino profesional y adiestrador de perros de asistencia y terapia. “Seleccionar un cachorro para adiestrarlo como perro de asistencia judicial es una tarea con mucha responsabilidad ya que vamos a trabajar con niños. Lo primero, es seleccionar un cachorro equilibrado. Y alrededor de los 60 o 70 días comenzamos a trabajar con un método de adiestramiento que se llama cognitivo emocional".

"Realizamos ejercicios en positivo, y esos mismos ejercicios van a ser los que realizaremos con las niñas y niños. Esto lleva alrededor de entre 8 a 12 meses de adiestramiento, es una tarea de muchas horas pero vale la pena el esfuerzo”, afirmó Agudo en su charla con Perfil.

Cómo es la Sala de Entrevistas (Cámara Gesell)

Se encuentra distribuida en dos pisos. En un piso se encuentra la Sala de Entrevistas Especializadas (SEE) y en el otro, la de Observación, equipada con el sistema integrado de grabación-audio, donde los funcionarios judiciales y las partes involucradas en el proceso pueden presenciar por el circuito cerrado de tv y audio la entrevista realizada.

Dicho dispositivo posee un sistema de circuito cerrado de televisión, seguimiento remoto y tecnología que posibilita un registro fiel de la conversación, cuyas entrevistas son realizadas por psicólogos especializados para que niñas, niños y adolescentes puedan dar su testimonio por única vez.

La SEE cumple con las normas establecidas en la Convención sobre los Derechos del Niño y con las Guías de Santiago, sobre Protección de Víctimas y Testigos.

Se puede consultar la nota aquí.